16.8.06

Existe un mundo alternativo a Microsoft?

Hace poco tiempo, un conocido mio publicó un articulo que al leerlo parecía como si lo hubiera escrito yo mismo. Yo me dedico al montaje de ordenadores desde hace bastante tiempo y normalmente les instalo el paquete de oficina de OpenOffice que es totalmente gratuito y muy análogo al office de microsoft, al poco tiempo me llaman los clientes y me dicen :
-Oye..no me has instalado el office...,
* perdone usted...si se lo he instalado, se llama OpenOffice.
-ah, pero yo no sé como funciona ese, a mi me han enseñado en la academia con el office de microsoft.
* no se preocupe, es prácticamente lo mismo, solo cambian pequeños detalles y ademas éste es gratis...

El problema radica en que suelen ser novatos con el ordenador y en la academia le enseñan el office de microsoft sistemáticamente y en cuanto le cambias un control ya no salen del atolladero y terminan por instalarse ellos mismos (ó su vecino) el paquete de microsoft, por supuesto..pirata.

Claro que seguro, se piensan también, que como es gratis es malo....
En éste enlace encontrarás algunos trucos OpenOffice
A continuación les expongo el articulo mencionado, que aunque algo extenso, no tiene desperdicio:


Formación ofimática: ¡hay alternativas a Microsoft Office!



En los cursos de ofimática para adultos (formación ocupacional, Forcem, formación para emprendedores,...) se sigue un modelo basado en la ecuación: "Ofimática = Microsoft Office". Este modelo representa una serie de inconvenientes: didácticos, económicos y éticos. ¿Hay otra manera de hacer las cosas?

En mi labor como instructor de ofimática tuve la ocurrencia de hacer una encuesta informal a los alumnos de mi último curso de formación ocupacional. El resultado de la misma fue que mis 16 alumnos disponían en su casa de un PC equipado con Microsoft Office, pero tan sólo 1 había adquirido legalmente la licencia de uso del programa. En ese mismo curso me encontré con que había tan sólo 11 ordenadores para los 16 alumnos. Cuando expuse este problema, el coordinador del curso me comentó que el problema no radicaba en la falta de ordenadores o espacio, como yo presuponía, sino en que la institución no disponía de suficientes licencias de Microsoft Office. Parece que hay algo que no funciona demasiado bien en este ámbito. Estos problemas, tanto de copia ilegal, como de falta de recursos software, pueden resolverse muy fácilmente, impartiendo la formación ofimática mediante el uso de programas de software libre, en general, y de OpenOffice.org en particular. Otros autores han expuesto muy adecuadamente las ventajas de utilizar software libre en la enseñanza, pero estos estudios generalmente se han realizado en el ámbito de la formación reglada [1]. Aquí intentaremos medir cuantitativa y cualitativamente los inconvenientes a los que nos referíamos en el contexto de la formación ofimática para adultos, así como mostrar las ventajas de la alternativa que se propone.
Inconvenientes del modelo actual
a) Enfoque didáctico erróneo

Con el actual modelo estamos privilegiando la formación de especialistas en una herramienta concreta de un fabricante concreto, dedicándonos a explicar detalles de uso del Word, cuando deberíamos especificar conceptos genéricos de un procesador de textos, mostrando posteriormente como los implementa uno u otro programa. Lo razonable es usar la herramienta con más ventajas docentes. Si la formación se imparte de la forma adecuada y el alumno aprende realmente el uso genérico de determinado tipo de herramientas, le será muy fácil y rápido adaptarse a un programa cualquiera de esta categoría.
b) Costes para las Instituciones y Centros de Formación

Hemos calculado el coste de equipar con Microsoft Office Standard 2003 un aula informática de 15 PC's. Considerando el precio de licencia educativa [2], que ronda los 180 €, obtenemos un coste de 2.700 €. Este importe sería suficiente como para incorporar 4 ordenadores más en el aula, o para obtener de un instructor experto unas 100 horas de formación.
c) Costes para los alumnos

El alumno de ofimática necesita disponer del programa en su casa para poder realizar prácticas y asimilar los conocimientos que va adquiriendo en el curso. Si se trata de un desempleado, aunque exiguo, el desembolso de 180 euros puede ser muy gravoso. Si se trata de un emprendedor, y desea utilizar legalmente el programa en su negocio en crecimiento, no le basta con la licencia educativa: debe obtener una licencia de uso comercial para cada PC que lo use, lo que asciende a 610 € por PC.
d) No disponibilidad del programa en lenguas autonómicas

Se entiende que a Microsoft le cueste traducir sus productos a una lengua tan minoritaria como el catalán: cuestión de costes [3]. Pero no se entiende que todo el mundo vea como la cosa más natural que el programa para hacer cartas, informes, presupuestos y presentaciones no esté disponible en la lengua propia. Esta es la situación de partida. Afortunadamente, eso ya no es así. Parece que Microsoft, debidamente “estimulada” por sus acuerdos con el Govern de la Generalitat, ha tomado nota y ha hecho los deberes, así que exclusivamente para los nuevos usuarios de Office 2003, hay disponible un parche sin coste adicional que permite disfrutar del programa en catalán [4].
e) Estímulo de la copia ilegal

Sí, lo confieso: en el pasado yo he copiado ilegalmente y he facilitado copias ilegales de software a los alumnos que me lo pedían. Dados los costes vistos anteriormente, he optado por valorar más la necesidad de mis alumnos que los derechos de propiedad intelectual de los fabricantes. Pero, sobre todo, hay un motivo muy importante para que yo hiciese eso: desconocía la existencia de alternativas. Recordemos la encuesta informal que hice a los alumnos de mi último curso: de un total de 16 alumnos, tan sólo 1 había adquirido legalmente su licencia de Microsoft Office. El porcentaje de copia ilegal, en el ámbito de los estudiantes de Ofimática parece bastante superior al 47% imputado a España por el “2003 Global Software Piracy Study” [5] publicado por la BSA (Business Software Association) [6]. Seguir manteniendo la formación Ofimática con los parámetros actuales de “Ofimática = Microsoft Office” es perpetuar la copia ilegal de aplicaciones informáticas y, lo que es peor, difundir de forma soterrada la benevolencia y legitimación frente a esta actividad.
Un vistazo a las alternativas
a) En Software Propietario.

• Microsoft Office 2003 Std (PVP: 609,99 € - PVP actualización: 347,99 €)
• Corel WordPerfect Office [7] (PVP: 346,00 € - PVP actualización: 172,00 €)
• Lotus SmartSuite [8] (PVP: 226,10 – PVP actualizacion: €170,05 €)
• Sun StarOffice [9] (PVP: 75,95 €)

Observando los precios, parece mentira que casi exclusivamente se utilice MS Office para la formación ofimática, tratándose de productos perfectamente competitivos y de calidad demostrada.
b) En Software Libre

• KOffice [10]
• Gnome Office [11]
• OpenOffice.org [12]

Tanto Koffice, como Gnome Office, son muy buenas opciones, pero tienen el inconveniente de no ser, salvo excepciones, totalmente ejecutables bajo Windows, al contrario de OpenOffice.org que sí lo es.
¿Qué es OpenOffice.org?
Se trata de una suite Ofimática libre que integrada por:

• Writer (procesador de textos)
• Calc (hoja de cálculo)
• Impress (programa de presentaciones)
• Draw (programa de dibujo vectorial)
• Math (Editor de fórmulas científicas)

OpenOffice.org tiene sus raíces en StarOffice, una suite de oficina que desde mediados de los ochenta se desarrollaba en Alemania, de la cual Sun Microsystems compró sus derechos el año 1999. La versión 5.2 de StarOffice se publicó en junio de 2000, y la versión 6.0 salió en mayo de 2002. Lo más extraordinario del desarrollo del StarOffice 6.0 es que se produce mayoritariamente en el contexto del proyecto de Código Fuente Abierto de OpenOffice.org. A efectos de posibilitar su desarrollo, Sun hizo público el código fuente de la mayoría de los módulos de StarOffice (excepto por algunos módulos de proveedores externos, que no han entrado en el proyecto) y estableció el proyecto OpenOffice.org.
Ventajas de OpenOffice.org
a) Multiplataforma y compatibilidad MS-Office

OpenOffice.org trabaja indistintamente en sistemas Linux, Windows, Solaris y Mac OS X. La gran ventaja que esto representa está claro, ya que adoptar OpenOffice.org como columna vertebral de la formación ofimática, nunca nos condicionará cualquier otra decisión que se tome en relación al sistema operativo bajo el cual ejecutar el software. Además, su utilización en una plataforma Linux, puede permitir dejar disponibles licencias de Windows para los cursos para los cuales sea imprescindible la utilización de este último. Por otra parte OpenOffice.org exporta e importa de forma casi perfecta, cualquier documento en formato de Word, Excel o PowerPoint, lo que permite gran flexibilidad a la hora de compartir información con otros usuarios, la mayoría de los cuales utilizará, previsiblemente, Office de Microsoft.
b) Economías para la Administración y los Centros de Formación

Resumen de costes que representa para la Administración y los Centros de Formación, la implantación de OpenOffice.org como base para la formación ofimática, independientemente del número de máquinas en las cuales deba instalarse:

Coste de licencias de software: 0,00 €

¿Es preciso ampliarlo en algún sentido?
c) Economías para los alumnos

Los alumnos de formación ocupacional ya no se encuentran ante la alternativa diabólica de gastarse sus euros en licencias de software o disponer de copias ilegales del mismo. Ahora pueden disfrutar en casa, con plena legalidad y de forma gratuita, del mismo programa que utilizan en el aula, sin ningún tipo de limitación de uso. Incluso lo pueden copiar y distribuir libremente entre amigos, familiares y colegas.
d) Asistencia oficial de Sun Microsystems

En muchas ocasiones, cuando planteamos una alternativa informática en entorno de software libre, nos presentan la objeción de falta de asistencia por parte de alguna empresa. Eso no es así en lo que se refiere a OpenOffice.org. Recientemente (dic/03) Sun Microsystems anunció sus servicios de soporte [13] para usuarios (empresas y particulares) para OpenOffice.org.
e) Valor añadido: formación en lenguas autonómicas

OpenOffice.org está disponible en catalán desde sus primeras versiones, y para que esto sea así, no ha sido preciso que ninguna Administración Pública haya desembolsado ni un euro; lo ha hecho posible el modelo de desarrollo del programa, y la actividad de los voluntarios que colaboran con Softcatalà [14], quienes han hecho un formidable trabajo. La disponibilidad en catalán de OpenOffice.org permite impartir la formación ofimática con adecuación a las directrices de la Ley catalana de política lingüística [15]. El recientemente formado Govern de la Generalitat ha manifestado en múltiples ocasiones su intención de hacer efectiva esta legislación, así como su apoyo a la implantación del software libre [16]. También existen sendos proyectos activos de traducción al gallego [17] y al euskera [18]
f) Valor añadido: regalar el programa

¿A quién no le gusta que le regalen algo? Quizás los alumnos de los cursos de Ofimática están acostumbrados a que se les haga entrega de una documentación, incluso de un manual correctamente editado, pero a lo que no están acostumbrados es a que se les regale un programa de ordenador completo para usarlo libremente. Como medida de marketing y gracias a su licencia libre, plantear los cursos de Ofimática con OpenOffice.org permitirá entregar junto a la documentación del curso el programa con el cual poder hacer las prácticas.
g) Valor añadido: utilizar el programa para estudiar y para trabajar

Nuestros alumnos emprendedores ya no tendrán más dilemas éticos; la copia que obtengan de OpenOffice.org no tiene ninguna limitación de uso. No sólo la pueden hacer servir para sus prácticas de Ofimática, sino que también, si tienen una idea de negocio en marcha, el propio programa lo podrán utilizar en el desarrollo de su empresa. Sin coste. Sin trampas. Con ello, el presupuesto de inversión informática de muchas microempresas nacientes, ¡disminuirá el 50%!
¿Y los inconvenientes?
a) Carencia de un equivalente de Access

Aunque OpenOffice.org incorpora un navegador de bases de datos que permite conectarse y gestionar bases de datos en diversos formatos (dBase, MySQL o cualquier base de datos accesible mediante ODBC o JDBC -incluso las tablas de Access-), le falta una interfaz fácil e intuitiva para realizar esta tarea. Esta nueva utilidad de OpenOffice.org está en la hoja de ruta del desarrollo de la versión 2, y es posible que a finales de 2004 o principios de 2005 ya esté disponible.
b) Problemas de compatibilidad con Office
En mi labor como consultor de migración a OpenOffice.org en algunas empresas, he detectado los siguientes problemas de compatibilidad con Office:

• documentos de texto con muchos gráficos y cuadros de texto
• documentos de hoja de cálculo con gráficos
• documentos incrustados

Esto no será excesivo problema; con unos sencillos retoques, el documento quedará perfectamente editado y lo podremos enviar limpiamente gracias a la posibilidad de generar la documentación en un formato no editable como es el PDF. El único problema lo tendremos si se desea volver a remitir el documento en forma editable y formato de Microsoft Office, en cuyo caso se volverán a cambiar los ajustes efectuados.
c) Resistencia al cambio

Es sabido que los hábitos de trabajo crean una inercia muy grande y eso puede hacer que las personas muestren cierta reticencia a cambiarlos. Esta resistencia a adoptar otro modelo formativo en el ámbito que tratamos provendrá principalmente de los siguientes colectivos:

• Alumnos previamente entrenados con otras herramientas ofimáticas.
• Funcionarios con capacidad decisoria sobre los programas formativos.
• Expertos y Formadores habituados a impartir formación en otros entornos.

Para que estas actitudes (por otra parte, perfectamente comprensibles) no impidan el éxito de las acciones formativas, se deberá realizar una intensa labor didáctica que permita interiorizar en los implicados las ventajas que supone la adopción de OpenOffice. Los tres ejes fundamentales para esta labor didáctica, a mi entender, son:

• Libertad: que permite utilizar, estudiar, copiar y modificar el programa.
• Gratuidad: para que esta libertad se pueda ejercer sin desembolso económico.
• Legalidad: para que se deje de ver como “normal” la copia ilegal de programas de ordenador.
Conclusión
Cuando se consiga que OpenOffice.org sea adoptado en los programas formativos de ofimática para adultos todos nos veremos beneficiados: Administración, Centros de Formación y Alumnos. Y todo ello desde la perspectiva de una solución libre, económica y legal.
Referencias
[1] “Software libre en la enseñanza secundaria”, Pedro Reina. http://www.pedroreina.org/curso/sles.html
“Software libre en la enseñanza informática”, Baranda (Jesús M. González-Barahona) http://sinetgy.org/~jgb/articulos/soft-libre-educacion
“El Software Libre en la Educación Universitaria”, Illa Rivero, Alberto Morales, Patricio García y Francisco de Sande, http://osl.ull.es/Members/pgb/ijcticdu
“Argumentos en favor del Software Libre en las aulas”, Jean-René Mérou, http://bulma.net/body.phtml?nIdNoticia=1831
[2] Microsoft modifica con cierta frecuencia las condiciones de uso de sus licencias educativas. Puede obtener más información en http://www.microsoft.com/spain/educacion/licencias
[3] “Recull de preguntes més freqüents sobre el Windows en català”, Softcatalà. http://www.softcatala.org/windows
[4] “El Microsoft Office 2003 en català”, Xavi Caballé, Marc Belzunces, y Jordi Mas. http://www.softcatala.org/articles/article30.htm
[5] El informe completo está disponible en http://global.bsa.org/globalstudy
[6] Con relación a la BSA y a sus métodos, puede resultar muy interesante la lectura del polémico y apasionado artículo “Toc, toc, ¿quién es? La BSA: Cierra la muralla”, Jorge Cortell http://www.faq-mac.com/mt/archives/004861.php. El autor es profesor de eCommerce y Propiedad Intelectual de la Universitat Politècnica de València.
[7] http://www.es.corel.com/product_details.asp?id=22&cat=3
[8] http://www.ibm.com/shop/es/lotus
[9] http://es.sun.com/software/staroffice
[10] http://www.koffice.org
[11] http://www.gnome.org/gnome-office
[12] http://www.openoffice.org (inglés)
http://es.openoffice.org
http://ca.openoffice.orghttp://ca.openoffice.org
[13] http://www.sun.com/service/support/software/openoffice
[14] http://www.softcatala.org
[15] http://www.gencat.net/lleicat/cindex.htm
[16] http://www10.gencat.net/dursi/generados/catala/societat_informacio/noticia/1020_12_15789.html
[17] http://ceibe.sourceforge.net
[18] http://eu.openoffice.org

Ismael Fanlo
http://superalumnos.net
ifanlo@superalumnos.net
Ex-contable y profesor de informática, es miembro de la Junta Ejecutiva de la APIF (Asociación de Profesores de Informática Freelance). Su entusiasmo por el software libre le han llevado a impartir charlas, conferencias y talleres en diferentes ciudades españolas, habiendo transformado el web que mantiene, SuperAlumnos.net, en un referente imprescindible para usuarios de OpenOffice.org en todo el mundo de habla hispana.

2 comentarios:

oskar calvo dijo...

tienes mucha razón, yo he sido profesor de html, y siempre he tenido problemas, incluso discusiones, con mis alumnos porque yo utilizo nvu, bluefish, notepad ++ para windows y quata plus, blue fish y nvu para linux.

Ellos esiguían que les enseñase a utilizar dreanweaver, no quería aprender html, quería aprender a utilizar dreamwear. Esto creo que es culpa de la política de microsoft, de impartir certificados de se manejar tal aplicació.

un saludo

oskar

S.M.Andreo dijo...

Todo producto tiene éxito en función del marketing si éste es bueno, da igual que el producto tenga poca calidad, asi es la vida...